¿Qué comen los caballos?

Los caballos tienen un sistema digestivo un poco delicado y su principal alimento es el pasto. Su estómago solo puede procesar pequeñas cantidades de alimentos, de manera contraria cuando se alimenta un caballo con cantidades de comida muy grande hay que tener sumo cuidado lo que se le vaya a dar. Además, la cantidad de los alimentos puede variar de acuerdo con la raza, la edad, el clima donde vivan, la calidad del alimento, la calidad de su hábitat y por supuesto la condición de su dentadura.

Tipos de alimentación de los caballos

Dicha alimentación se puede clasificar en tres categorías: con pasto, con heno y con concentrados.

  • Con pasto: se considera la alimentación más natural de los caballos, siempre y cuando hablemos de uno de buena calidad, la razón es porque ellos son herbívoros de allí la necesidad de contar con extensiones de terrenos donde se puedan desplazar con comodidad y gran facilidad. Hay campos que sus pastos son verdes, sin embargo, eso no quiere decir que sea de buena calidad y que sea suficiente para cubrir su necesidad. Se estima que por lo general los criadores tienen que recurrir a proveedores por la escasez que se presenta durante gran parte del año.

En estos casos y para evitar un poco esta situación lo que se sugiere es dividir los campos en sectores e ir pasando a los caballos por cada uno de ellos así tendrá la oportunidad de cubrir las necesidades durante gran parte del año. Importante, sin que esto sea la solución definitiva, pero vale la pena intentarlo.

  • Con heno: este alimento es considerado el más básico para alimentar a los caballos domésticos, se recomienda echar un vistazo a lo que se vaya a comprar revisando muy bien las pacas que se encuentren libres de polvo, que sean verdes y que no tengan moho. Un heno en mal estado puede causar en el caballo dolores de cólicos (muerte casi segura del animal), incluso puede originar en el animal algunos problemas de respiración. Se recomienda sacudir bien el heno antes de servírselo al caballo pues así se libra de polvo o remojarlo antes de alimentarlo.

Es importante destacar que dependiendo la zona existen tres tipos de henos: el de hierba, el de la alfalfa y un tercero que es una mezcla de los dos anteriores. Hay experto que manifiestan que lo más indicado es hacer una mezcla entre la alfalfa y el pasto, todo motivado al alto contenido de timotea en el pasto y la alfalfa que es rica en proteínas, lo que hace que el caballo pueda masticar con mayor facilidad su alimento.

  • Concentrados: se pudiera decir que un buen concentrado representa el alimento adicional para poder completar una buena alimentación para un caballo especialmente aquellos que realizan trabajos forzosos, potros que estén en crecimiento, yeguas preñadas, etc. Los concentrados son cereales cuyo origen es de fabricación y son dulces generalmente. Se adquieren en bolsas que vienen para tipo de caballo y para las diferentes etapas de la vida de ellos.

Hay quienes utilizan la pulpa de la remolacha como suplemento adicional ya que esto les da un volumen extra se remojan en agua caliente, alcanzando aumentar su volumen en una hora más o menos, también se pueden dejar remojadas en agua fría durante toda la noche, lo único que se debe tomar en cuenta es preparar la cantidad necesaria para la alimentación de un solo día.

El agua es de suma importancia en la dieta de los caballos, estos animales pueden llegar a consumir 20 litros diariamente, lo que se sugiere es que esté siempre limpia y libre de toda impureza, ahora bien, si el caballo está en condiciones de temperaturas muy calientes hay que tener cuidado de proporcionarle el agua en cantidades razonables, nunca dejarlo que beba libremente.

Se considera a los caballos unos animales aguantadores de los climas extremos tal como el exceso de frío, ellos están preparados para esto, sin embrago, no es lo ideal, ya que tendrán que hacer un mayor esfuerzo para derretir la nieve situación que hace que sus esfuerzos sean mayores y por ende su agotamiento, el hecho de tomar las cantidades de agua suficientes puede originarles fuertes cólicos de allí la recomendación de colocar calentadores en los bebederos para que siempre mantengan agua a una temperatura ideal.

Las sales y los minerales son de suma importancia para el buen mantenimiento de los caballos, pudiéndoles ofrecer suplementos de vitaminas, minerales y hierbas, se sugiere consultar con un veterinario.

Los minerales, junto a las sales, son muy importantes para que los caballos se mantengan en buena salud. Normalmente, se les da suplementos de minerales, vitaminas y de varias hierbas, pero siempre lo más recomendado es consultar con un veterinario experto.

¿Cada cuánto se debe alimentar a un caballo?

Debemos comenzar diciendo que la alimentación se le debe suministrar poco a poco, con cierta frecuencia con ciertos intervalos ya que entre más comidas se les dividan al día será mejor para él, lo importante es mantener un horario que se haga regular fijo y constante.